viernes, 26 de marzo de 2010

Romanos 4 (Biblia Expandida de Fe)

Romanos 4

1 ¿Y desde el punto de vista humano qué diremos que halló Abraham, nuestro antepasado y padre según la carne?

2 Si él hubiera sido justificado (declarado inocente y hecho justo) por las obras tendría de qué enorgullecerse y jactarse, pero no delante de Dios.

3 Porque, ¿qué dice la Escritura?: Abraham le creyó a Dios y esto le fue atribuido y tomado en cuenta como justicia (fue declarado inocente y hecho justo).

4 Ahora bien, al que trabaja1 no se le paga el salario como un regalo, sino como una obligación que se le debe (es decir, no se le reconoce como gracia sino como deuda).

5 En cambio, al que no hace nada2, sino que cree en aquel que justifica (declara inocente y hace justo) al impío, se le tiene en cuenta la fe para su justificación ser declarado inocente y hecho justo).

6 En este sentido es que David proclama la dicha y la felicidad de aquel a quien Dios le atribuye la justicia (el ser declarado inocente y hecho justo) independientemente de las obras las obras, diciendo: 3

7 "Felices y bendecidos son aquellos a quienes fueron perdonadas sus infracciones4 a la ley y cuyos pecados han sido cubiertos5.

8 Feliz y bendecido es el hombre a quien Dios no le atribuye ni le tiene en cuenta su pecado".6

9 ¿Esta felicidad y bendición es solo para los que están circuncidados, o también para los que no están circuncidados? Porque decimos que Abraham le creyó a Dios y esto le fue atribuido y tomado en cuenta como justicia (fue declarado inocente y hecho justo).

10 ¿Cuando le fue atribuida y tenida en cuenta? ¿Antes o después de la circuncisión? Evidentemente que fue antes y no después de ser circuncidado. 7

11 Y él recibió la señal8 de la circuncisión, como sello de la justicia que alcanzó por medio de la fe, antes de ser circuncidado. Así es como llegó a ser padre de aquellos que, a pesar de no estar circuncidados, tienen la fe que les es atribuida y tenida en cuenta para su justificación (ser declarados inocentes y hechos justos).

12 Y también es padre de los que se circuncidan pero que no se contentan con esto, sino que siguen las huellas del mismo camino de fe que tuvo nuestro padre Abraham, antes de ser circuncidado. 9

13 En efecto, la promesa de recibir el mundo en herencia, que les fue hecha a Abraham y a su posteridad, no le fue concedida en virtud al cumplimiento de la Ley, sino por medio de la justicia que procede de la fe.

14 Porque si la herencia les pertenece a los que viven bajo la Ley, la fe no tiene valor y la promesa está anulada, 10

15 ya que la Ley provoca la ira, pero donde no hay Ley tampoco hay transgresión.

16 Por eso, la herencia y la promesa de Dios se obtienen por medio de la fe, a fin de que esa herencia sea gratuita y la promesa quede asegurada para todos los descendientes de Abraham, no sólo los que lo son por medio de la Ley, sino también los que lo son por medio de la fe. Porque él sea padre de todos nosotros.

17 Como dice la Escritura: ""Te he constituido como padre de muchas naciones".11 Abraham es nuestro padre a los ojos de aquel a quien creyó: el Dios que da vida a los muertos y llama a la existencia a las cosas que no existen, llamando las cosas que no son como si ya fuesen.

18 Porque Abraham, esperando contra toda esperanza, creyó y llegó a ser el padre de muchas naciones, como se le había anunciado y prometido: Así será tu descendencia. 12

19 Y su fe no se debilitó ni flaqueó, al considerar que su cuerpo estaba como muerto –ya que era casi centenario- y que la matriz de Sara era estéril y ella era demasiado anciana para concebir. 13

20 Tampoco dudó ni vaciló14 de la promesa de Dios, por falta de fe ni por incredulidad, sino al contrario, fortalecido internamente15 por esa fe, alabó y glorificó a Dios,

21 sino que estaba total y completamente convencido de que Dios tenía el poder para honrar Su Palabra y cumplir todo lo que le había prometido.

22 Por ese motivo, es que su fe le fue atribuida y tomada en cuenta como justicia. 16

23 Pero cuando la Escritura dice que "Dios tuvo en cuenta su fe", no esta hablando únicamente de Abraham,

24 sino también de todos nosotros, que le hemos creído a Aquel que resucitó a nuestro Señor Jesús de entre los muertos,

25 el cual fue entregado por nuestros pecados y resucitado para nuestra justificación (para que seamos declarados inocentes y hechos justos).

1 “El que trabaja” es katergazomai, “el hacer algo de lo que se obtiene un resultado”. El trabajador trabaja para obtener su salario (Wuest).

2 Al que no trabaja. Es decir, el que no hace obras con el fin de ser justificado (Romanos 3:28; 1 Corintios 15:10) (Comentario de la Biblia de las Américas).

3 En ese sentido es que David; David es introducido apropiadamente después de Abraham, porque también él recibió y se le entregó la promesa. Afirmando; a hombre es justificado la fe sola, y no por obras. Sin obras; esto es sin importar cualquier obra nueva anterior que se supone haya sido hecha por él (Wesley).

4 Anomia̓νομία G458) lit.: carencia de ley (a, negativo; nomos, ley). Se usa de una manera que indica que el significado es sin ley o maldad. Se suele traducir como «iniquidad», que, lit.: significa injusticia (Vine).

5 Es interesante ver que dice que sus pecados son “cubiertos”, no “perdonados”.

6 Los versos 7 y 8 son el Salmo 32:1-2.

7 No en la circuncisión; ni después de ser circuncidado; porque el fue justificado antes de que Ismael naciera (Génesis 15:1-21); pero no fue circuncidado hasta que Ismael tuvo 13 años (Génesis 17:25) (Wesley).

8 G4592 σημεον semeíon; neut. de un der. presunto de la base de G4591; indicación, espec. cerem. o sobrenatural:-milagro, señal, signo (Strong’s)..

9 El orden de las palabras en este versículo da lugar a pensar que Pablo tiene en mente dos grupos claramente definidos: judíos -“los de la circuncisión”- y judíos cristianos: los que no solamente son de la circuncisión, sino que también siguen las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham… ” (Diccionario Siglo XXI).

10 Si la bendición ha de ser ganada, o merecida, por la obediencia a la ley. vana es la fe-Todo el método divino sería desvirtuado (Jamieson-Faussett-Brown).

11 Génesis 17:5.

12 Génesis 15:5.

13 Génesis 17:17; 18:11.

14 διακρίνω diakríno; separar completamente, i.e. (lit. o refl.) retirarse de, o (por impl.) oponerse; fig. discriminar (por impl. decidir), o (refl.) vacilar, titubear:-contender, diferencia, discernir, disputar, distinción, distinguir, dudar, examinar, hacer (diferencia), juzgar.

15 endunamoo̓νδυναμόω G1743) hacer fuerte (en, en; dunamis, poder). Se traduce con el verbo «fortalecerse» en Rom_4:20; Eph_6:10; en 1Ti_1:12 «fortaleció», más lit.: «in-fortaleció», fortalecido internamente, sugiriéndose fortaleza en el alma y en el propósito (cf. Phm_4:13). Véase ESFORZAR, etc.

16 En los versos 17 al 22 podemos ver 4 pasos en la fe de Abraham para recibir la promesa: (1) Creyó la promesa de Dios. (2) No consideró las circunstancias adversas. (3) No dudó por incredulidad. (4) Se mantuvo firme alabando a Dios.